X

BRUT NATURE

En el Guijoso hay una parcela de 10 hectáreas, con su viña arraigada en la tierra desde el año 83. ¿Su procedencia?, la más noble, clonada en el origen propio de la uva chardonnay en la región vitícola de Borgoña.

Año tras año ha dejado clara su intención, ofreciéndonos los mostos más especiales para crear vinos de gran calidad. Y ese empeño nos va a ayudar a elaborar el Brut Nature A.Conesa. La mejor parcela de chardonnay, la más antigua en el Guijoso de esta variedad, es la elegida por Antonio para elaborar su Espumoso Blanc de Blancs.

Antonio Conesa, dueño y presidente de Pago Guijoso, ha aceptado la encomienda de su ilusión desde hace años: Elaborar un Brut Nature – Blanc de Blancs.

Consciente de la serenidad aprendida, el valor de lo tradicional y el compromiso de hacer lo que haces bien, llega (el momento en el que no hay más excusas, ni más remedio, que aceptar el reto) la decisión de aceptar ese reto.

Por el método champanoise, método tradicional, para la elaboración del Brut Nature, Antonio firma A.Conesa un vino espumoso de autor.

Con su firma lega también su empeño, su energía y su compromiso. Y con él, seguimos todo el equipo, mimando cada botella mientras reposa, rompiendo su descanso para girarlas una a una, ayudando a crecer al vino, sin demora, sin prisa … Acompañando el proceso de la forma aprendida, con la serenidad necesaria para conocer el vino, con la precisión técnica que busca y encuentra la burbuja fina y elegante de la que hacen gala los grandes espumosos de autor.

Tras llevar a cabo la cata del vino blanco base, y aprobar el resultado de su primera fermentación, nuestros bodegueros embotellan el caldo y lo sellan durante casi 18 meses. Durante este tiempo, el azúcar y la levadura se armonizan para fermentar por segunda vez nuestro espumoso.

Las manos amables controlan la rotación necesaria para activar la acción de las lías, y propiciar una burbuja fina, y un cuerpo en boca de extraordinaria calidad.

Y con el degüello, llega el paso final. Congelado el cuello de la botella y con él el tapón de lías, las manos expertas destapan la botella y dejan al gas liberar momentáneamente su fuerza para, agradecido por su favor, expulsar las lías, justo antes de que corcho y morrión se aferren para retenerlo nuevamente dentro de nuestro A.Conesa.

A.Conesa 58, marcado con la edad de su creador, es el comienzo de lo que queremos llamar la vitibiografía de un gran autor de sentidos.

“¡¡Venid pronto, estoy bebiendo las estrellas!!” – Dom Pierre Perignon, finales del siglo XVII, al probar su espumoso por primera vez.